Café Torrefacto

Alguna vez te has preguntado ¿qué es el café torrefacto? O ¿Cómo se hace? Si quieres saber un poquito más sobre el café torrefacto, en este artículo encontrarás todo lo que necesitas saber sobre este tipo de café.

Café Torrefacto

¿Qué es el café torrefacto?

El café torrecfacto, también conocido como café torrado, es una variedad de café obtenida a través de un proceso de torrefacción de los granos de café.

La fruta utilizada es la misma que se utiliza para el café natural, de modo que la principal diferencia entre el café natural y torrefacto es que, el primero no es sometido a un proceso de tueste mientras que el segundo sí.

Las principales variedades de café torrecfacto que podemos encontrar en el mercado son arabica, liberica y  robusta. El café torrecfacto suele ser más barato que el café natural porque utiliza los granos de café de menor calidad. Además existe una tolerancia de un 1% de impurezas en el café, como por ejemplo pequeñas ramitas, terrones de tierra, etc.

¿Cómo se hace el café torrefacto?

¿Alguna vez te has preguntado cómo se hace el café torrefacto? Cuando el café está tostado, pasa por un proceso de degradación de ácidos, polisacáridos y aminoácidos. En el proceso de torrefacción los granos se calientan a una temperatura de 180º a 240º C.

Para realzar el sabor del café, se añade azúcar a los granos durante el tostado. Con el calor, el azúcar se adhiere a los granos creando una capa caramelizada alrededor del grano. El porcentaje máximo de azúcar añadido es de un 15%.

El azúcar también ayuda a proteger el café tanto de la humedad como las altas temperaturas. También ayuda a enmascarar la calidad del café, ya que este proceso se lleva a cabo con lo granos de café de menor calidad.

El proceso de torrefaccón dura entre siete a quince minutos, hasta que se alcanza el tipo de torrefacción deseado. Cuanto más largo sea el tiempo de tueste al que se somete el café, más oscuro será el color final.

Un café que permanece mucho tiempo dentro del horno, sometido a altas temperaturas, puede llegar a ser demasiado oscuro y con sabores extremadamente fuertes y un aroma no tan agradable.

El tiempo de tueste estándar:

  • 7 minutos: Este es, según los expertos, el tiempo mínimo considerado para que un café se considere tostado. Con esta exposición, el café queda con un tono claro y los sabores no se intensifican.
  • De 9 a 13 minutos: Con este período de exposición al calor, los granos de café alcanzan el nivel denominado tostado medio, que consiguen intensificar los sabores y aroma.
  • 15 minutos: Se considera el tiempo máximo para un tostado de calidad. El café es más oscuro y fuerte, pero aún así bastante sabroso, con un toque caramelizado, gracias al azúcar liberado por los granos que se calientan.

El tiempo de tostado puede variar en función de la variedad del café,  por ejemplo, el café robusta  requiere ciclos cortos de calor, solo para resaltar el cuerpo y suavizar la sensación de madera de los granos. Por otro lado, la variedad arábica suelen necesitar ciclos medios, que intensifican la dulzura y la intensidad de los sabores. Para las mezclas de café exprés, se realizan largos ciclos de tostado.

Las principales marcas de café torrefacto